viernes, 23 de octubre de 2009

¡¡¡ Cuidado !!! ¡¡¡ Funcionario suelto !!!

A este paso, en alguna caseta de alguna feria en vez de poner globos, regalos o dianas, pondrán a funcionarios para que todo aquel que lo desee descargue toda su adrenalina (antes llamada mala leche).

El Rey Juan Carlos contará con 9 millones de euros para administrar la Casa Real. El vicepresidente del BBV se embolsa 52 millones de euros como pensión de jubilación por ocho años de servicios. La gitana Paca escondía 40 millones de euros bajo el hormigón de su chabola. Casi un centenar de administradores de las tres mil Sociedades de Inversión de Capital Variable (SICAV) con tarifa plana fiscal, son millonarios. Fernando Alonso cobrara 25 de millones de euros por temporada con Ferrari. También podría hablar del fichaje de Cristiano Ronaldo, o el de Kaká, o el Ibrahimovic, etc...

Sin embargo, ningún funcionario se hace millonario. Se podrá conseguir un despacho más o menos grande, mas o menos poder, mas o menos trabajo, pero la ajustada nómina, periódica y sin sorpresas, siempre está ahí. Nadie se hace millonario sirviendo a la Administración. Ni de la noche a la mañana, ni tacita a tacita.

El joven que aspira a ser funcionario no participa del juego de competir por el dinero, sino que busca seguridad, un sueldo digno y un trabajo decente. O calmar su vocación. No suele ser ambicioso. Tiene más de hormiga laboriosa que de cigarra frívola.

Cuando consigue la ansiada plaza de funcionario, pronto se da cuenta de que no vive en el paraíso.

Al menos no en los “paraísos fiscales” (ya que su sueldo es el único que es retenido por el Patrono público a la hora de pagarse, sin lugar para evasiones), pero si en un Oasis placentero en medio del desierto que es la crisis económica.

Cuando la gente vendía mil metros de parcela por doscientos millones nadie se acordaba de los funcionarios, o cuando un chico de 20 años que había abandonado los estudios y se había colocado de albañil o fontanero y cada mes se metía en el bolsillo dos mil euros y conducía un Audi o un Mercedes nadie daba una palmadita en la espalda a los funcionarios para darles ánimos por no llegar a ser ni tan siquiera mileurista.

Pero ahora que llegan las vacas flacas cualquier cosa vale para despreciar, insultar, infravalorar y cargar contra los empleados públicos. Si no es por la seguridad en el trabajo, es por que van a subir un 0′3% su sueldo. Llevan meses algunos medios de comunicación machacando a la opinión pública de que sobran la mitad, y que los sindicatos en un cáncer que hay que extirpar. No son capaces de cotejar datos o de tan siquiera contrastar noticias, y se lanzan sin ningún rubor a “acusar” a los funcionarios de los males de este país. No hablan de los índices de temporalidad que hay en las administraciones públicas ni de los sueldos en relación al conjunto del estado. Eso si, se quejan de la falta personal en las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, en hospitales, en bomberos, etc.... y cuando estos aumentan en los últimos años entonces es que hacemos muchos funcionarios.

Aunque la colmena burocrática no es un paraíso, ni el mejor de los empleos posibles, en tiempo de crisis económica se revaloriza la “cotización” del empleo público y tener plaza fija como funcionario es un tesoro que incluso es objeto de “insana” envidia. Basta escuchar la respuesta social ante el anuncio gubernamental de la misérrima subida de un 0,3% en la masa retributiva funcionarial para el próximo ejercicio presupuestario, para comprender que una inmensa mayoría ciudadana ignora lo que es la vida como funcionario.

Lo que se olvida es que, acceder a la condición de funcionario la mayoría de las veces esconde “sangre, sudor y lágrimas”.

Lo que se ignora es que, la inmensa mayoría de los funcionarios (ordenanzas, auxiliares y administrativos) son mileuristas.

Lo que no se quiere reconocer es que la inmensa mayoría de los funcionarios están lejos de la leyenda negra del burócrata malencarado y vago.

Lo que no se comprende es que el funcionario, como el payaso de circo con graves problemas personales, tiene que salir a la ventanilla con la sonrisa puesta, aunque el talante del ciudadano no sea recíproco.

Lo que no se sabe es que el funcionario a veces es víctima de ese monstruo en que se incorpora que se llama Administración y que muchas veces es juguete y botín de políticos.

Lo que no se dice es que el funcionario vive regular siempre: con bonanza económica o con crisis. Se acuerdan de ellos solamente en épocas de crisis pero no cuando otros estaban cobrando sobresueldos en “negro”.

En fin, que los funcionarios son seres raros, porque han renunciado a ser millonarios, aunque no necesitan riquezas monetarias porque posiblemente su vida es muy rica en otros aspectos.

Por último, resulta patético leer algunas noticias donde se achaca el incremento de funcionarios al número de liberados sindicales, cuando haciendo tan solo una regla de tres muy simple se podría comprobar que estamos hablando del chocolate del loro. Otro tema es si el mundo sindical en el ámbito funcionarial está cumpliendo con lo que los trabajadores esperan de ellos y sus responsabilidades, y otra cosa bien distinta, es si al mundo sindical se le exigen propuestas, estudios y alternativas estas se hacen solamente con recursos.

11 comentarios:

  1. Madre mia la gente no tiene ni idea de nada. Lo que hay que hacer es despedir a los 800.000 funcionarios que no hacen nada en su trabajo, no hay mas que subir por las plantas de cualquier organismo publico y mirar sus pantallas de ordenador, el que no esta con el periodico directamente esta jugando al solitario. "Dias Moscosos", una verguenza, la mayoria de los funcionarios son los autenticos parasitos de esta sociedad.

    ResponderEliminar
  2. Estimado/a manos límpias, me alegra que hayas descubierto una formula de atención a los ciudadanos que no pasa por el trabajo de los funcionarios, te recuerdo que el 90% de los funcionarios públicos se dedican a tareas como atender en hospitales y centros de salud, dar clase en colegios e institutos y atender personas mayores en residencias, tareas ellas todas sumamente incompatibles con las prácticas que acabas de describir, además te recuerdo que la formula funcionarial moderna, posterior a las cesantias decimonónicas son, o deben ser, las garantías de la imparcialidad de la administración en la gestión de los bienes públicos. Saludos parasitarios

    ResponderEliminar
  3. estimado parasito, se desprende de tu comentario que eres un funcionario. Como se nota el corporativismo. Os defendeis unos a otros intentando justificar lo injustificable. Lo cierto es que sobrais mas de la mitad

    ResponderEliminar
  4. sigo esperando la formula alternativa, ....

    ResponderEliminar
  5. El otro día tuve un problema con el calentador de gas, llamé al servicio técnico y vinieron tres días más tarde de lo inicialmente previsto. Mi vecina tiene la casa “empantanada” por la reforma de la cocina: los albañiles hacen algunas chapuzas, lo dejan todo hecho un asco y no vuelven en dos días; cuando vino el carpintero dejó los trastos y volvió al día siguiente. Yo mismo, cuando dejo el coche en el taller, sólo sé cuando entra, pero no cuando podré recogerlo; llamo y me dicen “llame mañana a ver si ya está”. Sin hablar de los bancos, que sólo puedes pagar una tasa hasta las diez de la mañana, como si el ordenador se desconectara a esa hora.
    Bueno. Supongo que, en principio, no sobramos nadie. Lo que sí sé es que necesitamos más inspectores de trabajo y seguridad social, más inspectores de hacienda que luchen contra el fraude fiscal, más auxiliares de enfermería en las residencias de 3ª edad, más personal en las oficinas de empleo, etc.
    De cualquier modo, si algún empleado público no le atiende bien, puede animarse y presentar una queja. Y también la puede presentar cuando vea que las personas dependientes esperan años, si son afortunados, para recibir las ayudas a las que tienen derecho; o las personas con minusvalía que están dos años para ser valorados; o las colas en el SERVEF sin que sustituyan ni refuercen al personal de esas oficinas; mientras el dinero se gasta en el déficit de Canal 9, o en Tierra Mítica, o en Fórmula 1.
    Igual lleva razón, Manos limpias, puede que sí sobre alguien.

    ResponderEliminar
  6. Completamente de acuerdo corcó, seguramente sobra alguien pero no precisamente de donde apunta Manos limpias, sobran todos aquellos que nos han hecho una administración autonómica ineficaz porque no se ajusta a los intereses de los que mandan y sobran los responsables de una administración publica en la Comunidad Valenciana, desmoralizada por la falta de rumbo y de sentido en un proyecto que ha perdido toda su credibilidad como también la han perdido sus dirigentes, que nos están engañando continuamente y han utilizado la administración, de todos para el beneficio propio y de sus amistades... mira que va a ser cierto y está siendo urgente que se marchen algunos ...

    ResponderEliminar
  7. La Administración Pública le cuesta a cada español una media de 9.816 euros al año, según un estudio sobre El Coste de la Administración Pública, elaborado por la escuela de negocios EAE Business School. El informe señala que en España la masa salarial de los empleados de la Administración Pública ha crecido el 59,2% en los últimos ocho años.

    El 20% del gasto público se destina al pago de las nóminas y el 9,3% a inversiones reales, lo que significa, según el estudio, que el gasto en personal por habitante es, de media, 2,6 veces el gasto en inversiones reales.

    El informe señala que en España la masa salarial de los empleados de la Administración Pública ha crecido el 59,2% en los últimos ocho años y los costes salariales han pasado de ser 1.608 euros por habitante en 2000 a 2.560 euros en 2008.

    Cada vez más dinero para la Administración
    El total del montante empleado para pagar a los funcionarios y empleados públicos ha crecido en un 37% en los últimos ocho años, mientras que en la UE lo ha hecho un 33%, cifras muy alejadas del 0,6% de Alemania, añade. EAE Business Scholl explica este aumento en el caso español por el incremento de funcionarios en las administraciones autonómicas y locales, que casi se han duplicado (el 95,4%).

    Además, el estudio compara el coste salarial por empleado del sector público frente al privado y concluye que en España el coste salarial del público excede un 20% al del coste por empleado del sector privado. En cuanto el gasto público por habitante, el informe apunta que ha crecido en un 58,5%, frente al 17,7% de Alemania o el 36,2% de media en la UE.

    También señala que el número de asalariados en el sector público creció en España un 6,2% entre 2005 y 2009, mientras que en el total de la economía fue del 1,9%.

    El estudio concluye que las comunidades con mayor peso del funcionariado público tienden a presentar niveles más bajos del PIB per capita,de aquí la importancia de mantener el tamaño de los sectores públicos "a raya" para fomentar la productividad y eficiencia económica.

    ResponderEliminar
  8. El sueño de la razón26 de octubre de 2009, 14:51

    Cada cual puede tener opinión sobre como debe gestionar la Administración, pero cuando se copia un artículo, como mínimo se referencia; pero no te preocupes Manos Limpias, lo hago yo por ti. Aquí dejo el enlace de tu fuente, expansión.com

    ResponderEliminar
  9. Vaya, no he citado la fuente, porque este informe esta en Internet, no solamente en expansión.com, busca en google y lo encuentras libremente y ademas completo.
    Pero el tema no es la fuente sino la verdad de lo contenido, el enorme coste economico que supone mantener a grandes plantillas de funcionarios poco productivos

    ResponderEliminar
  10. Manos limpias, si a estas alturas del debate continúas con los mismos argumentos y no has cambiado tus planteamientos, una de dos o pretendes generear un debate ficticio y animar el blog o tienes un problema serio ya que todavía no he escuchado nada acerca de como pretendes gestionar la administración, si no es con funcionarios, de verdad que es realmente revolucionario, más allá del lamento indio estaría bien alguna propuesta sensata que añadir. A pesar de la discrepancia, y como siempre, muchas gracias por estar ahí, contribuir al debate y ayudarnos a crecer, un saludo

    ResponderEliminar
  11. Welfare, si quieres yo te doy la alternativa que creo que Manos Limpias no se atreve a dar con claridad.Es la vieja idea del liberalismo económico,el "apañate como puedas",el lesser-fair.
    La vieja idea tacherista,desmontar el estado de bienestar o cualquier estado-menos las unidades del estado que aseguren el uso de la fuerza cuando haya que reprimir a los descontentos, o asegurar el orden establecido-.La alternativa es la desregularización de todo,la privatización de todo,la desatención de todos.Yo,por el contrario-es solo una idea-a lo mejor hasta nacionalizaría la Banca.

    ResponderEliminar

Los comentarios no están sometidos a ningún tipo de censura previa. Esperamos respeto en ellos.

Gracias por participar.