miércoles, 24 de febrero de 2010

Una Comunidad en quiebra democrática.

Son ya demasiados los atentados que se perpetran en la Comunidad Valenciana contra lo que, razonablemente, entendemos como “esencias democráticas”. Pongamos algunos ejemplos:

1. Uso del poder para beneficios privados. Acabamos de conocer cómo un alto dirigente de Canal 9 obtenía favores sexuales en el ejercicio de sus funciones públicas (un sujeto que, ya años atrás, anunció que “estaba en política para forrarse”) Tenemos un Presidente autonómico que recibe regalos millonarios por su sola condición de tal. Dirigentes populares de estas tierras han multiplicado por 100 su patrimonio y están envueltos en una nube de procesos judiciales.

2. Reiterada privación de información a la sociedad. La Alcaldesa de Valencia ordena retirar carteles del PSPV que anuncian un proyecto alternativo para El Cabanyal, mientras deja el resto de carteles intactos. Canal 9 restringe reiteradamente toda información hostil al Partido Popular. El parlamento autonómico rechaza sistemáticamente toda iniciativa de conocer las cuentas públicas de las empresas y fundaciones de la Generalitat. Se aparta de la Sindicatura de Greuges a una síndica molesta. Se amenaza con multar el reparto de folletos informativos sobre el tema de Cabanyal, cuando organizaciones ultraderechistas (España 2000) campan a sus anchas por toda la ciudad.

3. Boicot con propósitos electorales de toda iniciativa estatal, aunque ello comporte un perjuicio social colectivo. Recordemos las trabas puestas al plan de adquisición de ordenadores escolares, la imposibilidad de establecer plantas desaladoras en el litoral, la negativa a suscribir un pacto educativo nacional, las trabas a la aplicación del sistema de dependencia, el plante frente a la ley antitabaco, las zancadillas al plan nacional de vivienda, etc etc

4. Asentamiento de redes delictivas en plena connivencia con las instituciones públicas: en Polop un Alcalde está en prisión acusado de homicidio de su antecesor; la red delictiva montada por Correa llego a tener tal capacidad de influencia que incluso se les pedía su mediación para acceder a un cargo público (Costa queriendo ser conseller)

5. Recurso reiterado a la mentira: Rita Barberá diciendo que el Gobierno quiere acabar con las mascletás (cuando ha sido precisamente una iniciativa socialista la que ha permitido modificar la directiva europea de explosivos y salvar las mascletás); Camps pidiendo más fondos del Estado (reclamaban 400 millones, y les ofrecieron 1.200 millones); Blasco quejándose de la valencianofobia de Zapatero (nunca un Gobierno invirtió per capita tanto en la Comunidad Valenciana)

6. Desmantelamiento de los derechos sociales como vía para pagar el despilfarro: la conversión de la administración pública en un pesebre para toda clase de sujetos afines, ya sea a través de cargos de confianza, asesores, fundaciones extrañas, empresas sin actividad, contratos de consultoría,... supone un despilfarro sólo equiparable a los numerosos proyectos y eventos que no han tenido ningún efecto sobre nuestro modelo económico y que se han traducido en pérdidas multimillonarias. Pérdidas que se financian descapitalizando recursos sociales y convirtiendo en negocio de terceros el disfrute de los derechos sociales (sanidad, educación, servicios sociales, cultura,....)


Ante esta situación, ¿hasta donde vamos a aguantar? La noche electoral de marzo de 2004 supuso para muchos de nosotros una reconciliación con la sociedad y un atisbo de esperanza contra la capacidad de rebelarnos contra la mentira y la manipulación. ¿Somos, aún hoy día, capaces de esa rebelión? ¿Y qué hace falta para ello? Desde luego, ningún “salvapatrias”.





7 comentarios:

  1. Y que me dices de los 900 euros en la cuenta de Camps?. Parece que la desvergüenza sigue y sigue ...

    ResponderEliminar
  2. Atticus,mi admiración y mi devoción por contar tan bien lo que muchos pensamos.
    Enhorabuena-

    ResponderEliminar
  3. Caray arganda yo creo que has puesto el dedo en la llaga ¿ y si resulta que simplemente este señor es un mentiroso compulsivo? Enhorabuena Atticus, un análisis la mar de certero

    ResponderEliminar
  4. Miranda indignada, más si cabe24 de febrero de 2010, 19:27

    Si, un mentiroso que quiere hacenos creer, que un poco menos y vive en el umbral de la pobreza.
    ¿Y eso es lo que dicen algunos que nos merecemos?. "Porca miseria"

    ResponderEliminar
  5. Atticus: enhorabuena por tan clara relación de atentados que han llevado a esta quiebra democrática.
    Creo que el concurso de acreedores está previsto para mayo de 2011. ¿No?. ¡A ver si saldamos estas deudas!

    ResponderEliminar
  6. Arganda, acababa de remitir a publicación la entrada, cuando salió la noticia de los 900 euros. Y esta mañana me entero de la expulsión parlamentaria de Angel Luna mientras Cotino insulta a sus anchas (que no son pocas). Suma y sigue. Corcó, poca fe tengo en el concurso de acreedores de mayo 2011, tal y como anda la Justicia.... En fin, gracias a todos y sigamos protestando, que algo saldrá de esta. Mientras tanto, recomiendo la lectura del artículo que Josep Maria Felip publica ayer en ABC: el colmo del cinismo. Diciendo que el PP puede parangonarse a la derecha europea, pero que el PSOE no tiene parangón con la socialdemocracia europea. Cuanto cinismo!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Se te ha olvidado el contratito entre los hermanos Mallent en CACSA...

    http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2010/01/26/cacsa-adjudico-60-contratos-2009-realizar-concurso-publico/672902.html

    http://www.elmundo.es/elmundo/2010/02/17/valencia/1266432781.html

    ResponderEliminar

Los comentarios no están sometidos a ningún tipo de censura previa. Esperamos respeto en ellos.

Gracias por participar.